Sala de prensa

AmCham Perú manifiesta su preocupación por la coyuntura que atraviesa el país

23 de junio de 2020

La Cámara de Comercio Americana del Perú (AmCham Perú), tomando en cuenta la coyuntura de emergencia que atraviesa el país, los efectos en la economía que ella conlleva y las acciones que vienen realizando distintos sectores del Gobierno, manifiesta:

  1. Su profunda preocupación por los efectos económicos y en el empleo derivados del aislamiento y cierre casi total de la economía que fue necesaria para frenar el contagio del covid. Se estima que la economía peruana caerá entre 14% y 16% para el 2020. Dado el impacto del COVID-19 a nivel nacional, se espera la pobreza pase de 20.2% a 27.4% entre el 2019 y 2020. Por otro lado, se espera una contracción de 11.9% de la demanda interna –consumo privado (-9.4%), consumo público (+4.3%), inversión privada (-30%) e inversión pública -8.5%–, según el BCRP. Por último, el desempleo estaría oscilando entre el 9% y 11% hacia fines del 2020, y la pérdida de 2,3 millones de empleos solamente en Lima Metropolitana, lo que implica una retracción del empleo de 47,6% con relación al año 2019. Por ello es necesario tomar acciones coordinadas entre el sector público y el privado para revertir esta situación.
  1. Si bien el Gobierno viene realizando un gran esfuerzo a través de programas como el bono universal, Reactiva Perú y Arranca Perú, para que no se rompa la cadena de pagos y evitar la quiebra de empresas, como consecuencia de la declaratoria del Estado de Emergencia Nacional, y ha iniciado ya la implementación del retorno al trabajo en las fases establecidas, éste debe ser ejecutado con mayor rapidez y debe ser articulado y coordinado por todos los sectores del gobierno y del sector privado para permitir reactivar la producción y reducir la pérdida de empleos.
  1. Urge, por tanto, una respuesta adecuada para la aprobación de protocolos sanitarios para el sector formal de la economía, con la exigencia de requisitos realistas que puedan ser cumplidos en esta coyuntura y así proteger debidamente la salud de los trabajadores, clientes y usuarios, así como la supervivencia de las fuentes de trabajo. Se requiere urgentemente la flexibilización de requerimientos sobre la base de estipulaciones claras y consistentes, que permitan la pronta reincorporación de un gran número de empresas al sistema productivo, y eviten la quiebra de aquellas que no pueden afrontar la situación por la que atraviesan.
  1. Como parte de la comunidad peruana que está sufriendo la pérdida de familiares y personas cercanas por la enfermedad producida por el COVID-19, nos solidarizamos plenamente con las familias que han visto reducidos sus medios económicos de subsistencia; dejando sentado que el despido de un trabajador no es una medida grata y menos en estas circunstancias. Por lo que hay que recordar que se han combinado problemas de oferta con los de demanda, que hace necesario enfatizar la revisión de posiciones inflexibles en materia laboral que no estarían tomando en cuenta la crítica situación económica de las empresas que están solicitando la suspensión perfecta de labores, ni los documentos de sustento presentados en estos procedimientos. Sorprende que únicamente se haya autorizado a la fecha, el 1.1% de las solicitudes evaluadas por las autoridades correspondientes de más de 28,000 solicitudes presentadas.
  1. Es necesario tener reglas de juego claras para que los empresarios nacionales y extranjeros puedan tener confianza e invertir en el Perú para generar puestos de trabajo y mayor producción. Confiamos en Arranca Perú y en futuras inversiones privadas para generar empleo, para poder recuperar la solidez económica que acumuló el Perú durante más de 30 años, a la par de que se den soluciones los problemas estructurales de salud, educación, infraestructura y fragilidad de las instituciones. Hacemos una invocación a las autoridades del gobierno a unir esfuerzos con el sector privado para encontrar una agenda común que permita sacar adelante proyectos de inversión paralizados por diversas razones, cuya ejecución resulta en esta coyuntura de particular importancia para la generación de empleo en diversas regiones del país.
  1. Reiteramos nuestro compromiso con el desarrollo del país y nos ponemos a disposición de las autoridades para colaborar en la búsqueda de soluciones que permitan solventar la crisis económica en que nos encontramos. Las 580 empresas socias de AmCham Perú continuarán haciendo su esfuerzo para generar empleo y producción en la medida que aumente la demanda y las operaciones de las empresas, y seguirán apoyando a través de los muchos programas que han desplegado las empresas para llevar alimentos, equipos de protección personal, medicinas, plantas de oxígeno, etc.