Sala de prensa

Foro Económico 2019: Recuperar la confianza para seguir creciendo

10 de septiembre de 2019
  • El Banco Central de Reserva del Perú (BCR) ha proyectado una tasa de crecimiento del 0,6% para el 2019 y, de 2,3% para el 2020, en el mercado latinoamericano.
  • Guillermo Arbe, gerente de Estudios Económicos de Scotiabank, indica que el reto es aumentar el PBI per cápita en 50% en la próxima década.
  • MEF: en el segundo semestre del año, el Producto Bruto Interno (PBI) subirá -bastante más- que 1,7%, cifra registrada en en la primera mitad del año.

A pesar de la coyuntura externa de menor crecimiento mundial, principalmente por los efectos de la guerra comercial de Estados Unidos y China, la economía peruana se muestra optimista, indicó Adrián Armas, gerente central de Estudios Económicos del Banco Central de Reserva del Perú (BCR) en el Foro Económico 2019: “Recuperando la confianza para seguir creciendo”, organizado por la Cámara de Comercio Americana del Perú (AmCham Perú).

Esto debido a que las proyecciones señalan una recuperación de la actividad económica incluso en junio, julio y, posiblemente, agosto. A nivel de latinoamérica, el BCR ha proyectado una tasa de crecimiento del 0,6% para el 2019 y, de 2,3% para el 2020, lo cual es alentador.

Asimismo, durante el evento, el ejecutivo recalcó que los indicadores de inversión privada muestran señales de recuperación, pues las importaciones de bienes de capital crecieron 7,7% en julio, mientras que el consumo interno de cemento mostró tasas de expansión por encima de 8% en los últimos 3 meses. Por otro lado, en cuanto a la inversión pública, se espera que para el 2020 haya una recuperación del 5%.

Por otro lado, Guillermo Arbe, gerente de Estudios Económicos de Scotiabank, hizo énfasis en recuperar lo que hemos perdido más allá de la confianza empresarial; es decir, recuperar la confianza ciudadana. En ese sentido, señaló que el reto para lograr ser el país que queremos y podemos ser, es aumentar el PBI per cápita en 50% en la próxima década.

Un punto a destacar es que estamos atravesando por un periodo de mayor incremento en bienestar, en el que los elementos que impactan en este aspecto son cualitativos. Por ejemplo, la reducción del índice de pobreza, la tasa de mortalidad infantil, la mejora en la disponibilidad de agua en los hogares, entre otros.

Por ello, Arbe concluye en que la inversión del sector privado en infraestructura contribuye a aumentar el bienestar, llegando a una población que hasta ahora no gozaba de ciertos servicios, incluso básicos. También, hace un llamado a diversificar, lo cual se traduce en invertir en tecnología.

En tanto, el Ministro de Economía y Finanzas, Carlos Oliva, precisó que Perú cuenta con fortalezas macroeconómicas, además cuenta con una de las inflaciones más bajas de la región a pesar de toda la turbulencia. Por lo que hace un llamado a trabajar los planes de competitividad a largo plazo, los cuales darán frutos a los 5, 8 o incluso, 10 años, si existe continuidad. “En el segundo semestre del año, el Producto Bruto Interno (PBI) subirá -bastante más- que 1,7%, cifra registrada en en la primera mitad del año”, puntualizó el ministro.

Al final del evento, los ponentes coincidieron en que el Perú tiene los recursos para promover una política financiera. Factores como poseer una de las inflaciones más bajas de los países emergentes, tener menores tasas de interés y el haber sido el país de mayor crecimiento (5%) en las últimas dos décadas; evidencian un panorama favorable en el que la confianza sea el pilar que empuje el crecimiento.