Sala de prensa

MEF: Necesitamos políticas consistentes y sostenidas para reducir la pobreza y mejorar el bienestar de la población

22 de febrero de 2019

Teniendo en cuenta que la economía del país es un tema de interés para el empresariado, la Cámara de Comercio Americana del Perú (AmCham Perú) organizó su segundo Almuerzo Institucional Mensual, contando con la participación del ministro de Economía y Finanzas, Carlos Oliva, quien expuso acerca del crecimiento económico en el 2018 y las perspectivas hacia el año 2021.

En este encuentro, el ministro Carlos Oliva resaltó que se necesitan políticas consistentes y sostenidas para reducir la pobreza y mejorar el bienestar de la población. “Si queremos tener éxito necesitamos políticas consistentes en el tiempo que trasciendan las próximas gestiones. Cada gobierno puede mejorar lo avanzado, pero se debe continuar el mismo objetivo, de lo contrario podríamos retroceder como país”, señaló el titular de Economía.

Asimismo, informó que en el 2018 la actividad económica creció 4,0%, por encima de lo esperado por el consenso de mercado (3,9%), acumulando de esta manera 113 meses de expansión continua al cierre de 2018; y, señaló, que para este año se espera adjudicar más de US$ 2,400 millones en 16 proyectos, siendo el más próximo la adjudicación del proyecto de la Planta de Tratamiento del Lago Titicaca, en Puno.

En ese sentido, Aldo R. Defilippi, director ejecutivo de AmCham Perú, refirió que el crecimiento económico también está supeditado a la capacidad instalada, que todos esperamos ver crecer conforme se avance con proyectos por concesionar, o por iniciar a través de obra pública.

En otro momento, el ministro Carlos Oliva adelantó que, para impulsar el crecimiento económico del país, entre otras acciones, se viene trabajando el Plan Nacional de Infraestructura, que tiene un enfoque territorial y con una metodología similar a la desarrollada por el gobierno británico. También se continuará con las coordinaciones en las Mesas Ejecutivas, y se mejorará la calidad del gasto mediante la modernización del sistema de gestión del Estado.

Recalcó, además, que a finales del 2018 el déficit fiscal fue de 2,5%, un punto menos de lo que se había previsto a inicios del año. “La reducción del déficit se debe principalmente a una recuperación de los ingresos del gobierno en general, es decir, no hemos recurrido a ningún ajuste del gasto. Este menor déficit fiscal se ha sostenido con un aumento en los ingresos”, sostuvo el ministro Oliva.

El reto está en la optimización de la gestión para que se logre ejecutar lo proyectado, evitando las malas prácticas. “Estamos ante la oportunidad de fortalecer las instituciones, reforzar la estabilidad jurídica, modificar el sistema político y dar el ejemplo sancionando a los corruptos. Para elevar el potencial de la economía peruana y utilizarlo a plenitud, tenemos que hacer reformas, y lograr la confianza del empresariado nacional y extranjero”, afirmó Aldo R. Defilippi.