Sala de prensa

Sunass: Bono de agua focalizado aliviará el impacto de la facturación en las familias más pobres

14 de diciembre de 2020

Como respuesta a la caída en la capacidad de pago de los usuarios, bono de agua focalizado beneficiará a 1.7 millones de hogares.

La coyuntura mundial ha traído muchos retos para los operadores de diversas industrias de la economía, incluyendo a los prestadores de servicios públicos. En ese sentido, la Cámara de Comercio Americana del Perú (AmCham Perú), a través de su Comité de Asuntos Jurídicos, organizó el ´Foro Organismos Reguladores: Rol y desafíos a raíz del COVID 19´a fin de dar a conocer lo que vienen haciendo los reguladores para la prestación adecuada de servicios en medio de una pandemia.

En lo que respecta a medidas regulatorias del sistema financiero, están la flexibilización de requerimientos de información, facilidades en el uso de servicios financieros, así como la ampliación de límites para operaciones de dinero electrónico. Así lo comentó Jorge Mogrovejo, Superintendente Adjunto de banca y microfinanzas de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS Perú). “La respuesta de la industria fue muy positiva, pues se puso en práctica lo solicitado para lograr la continuidad de negocio, además de haber un alto nivel de disponibilidad en los canales de atención, y sobre todo un mayor impulso a soluciones digitales, como pagos con el celular y cuentas bancarias abiertas de forma remota”, agregó.

Por su parte, Iván Lucich, presidente ejecutivo de SUNASS, mencionó la suspensión del cierre de los servicios hasta el 04 enero del 2021 (excepto DU 036), el fraccionamiento de los recibos de pago, procedimiento de reclamos y solicitudes por medios remotos, así como la ampliación del plazo para resolver reclamos en primera instancia. Asimismo, dentro de los desafíos regulatorios del sector saneamiento y como respuesta a la caída en la capacidad de pago de los usuarios, se mencionó la creación de un bono focalizado que permitiría aliviar el impacto de la facturación en las familias más pobres, así como mejorar la recaudación de las EPS, que beneficiará a 1.7 millones de hogares.

Por otro lado, Verónica Zambrano Copello, presidenta de OSITRAN, señaló que durante la pandemia se dieron efectos que no debieron presentarse, como la afectación a las inversiones por decisiones políticas y la falta de visión e incapacidad para resolver problemas de manera integral. “Nuestra tarea es cautelar los intereses del usuario, de los inversionistas y del Estado de manera eficaz y técnica, en un marco de transparencia”, agregó. Destacó que se ha visto un mayor acercamiento a los usuarios, a través de los canales virtuales en los que se informa sobre el rol del ente regulador, así como sus deberes y derechos al usar una infraestructura de transporte concesionada.

En lo que respecta a energía y minería, se resalta el cuidado de la salud de los trabajadores del sector. “Al cierre de noviembre del 2020, se han identificado 9, 829 trabajadores afectados y nuestro reto es velar por el cuidado de su salud, y así poder dar continuidad y seguridad del suministro de energía y de las operaciones de la industria minera”, informó Aurelio Ochoa Alencastre, presidente del consejo directivo de OSINERGMIN. Asimismo, agregó que se vienen implementando una serie de servicios digitales, como sistema de notificaciones electrónicas, facilito de combustibles, balón de gas, electricidad; cálculo del consumo de luz, entre otros.

Finalmente, Rafael Muente Schwarz, presidente del Consejo Directivo de OSIPTEL, cerró el ´Foro Organismos Reguladores: Rol y desafíos a raíz del COVID 19´ poniendo énfasis en que existe mayor exigencia de los usuarios por la calidad del servicio. “Estamos buscando soluciones de digitalización, debemos repensar procesos. Es importante la flexibilidad en épocas de emergencia con una excelente capacidad de gestión. Hemos tomado decisiones que pueden haber sido criticadas, pero hemos actuado con la agilidad que la pandemia exige”.