Sala de prensa

SUNAT centrará acciones para mejorar el cumplimiento de las obligaciones tributarias

12 de marzo de 2018

Para la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (SUNAT), el 2018 será el año del cumplimiento tributario, y lo hará enfocándose en cuatro grandes estrategias: explotar al máximo la información, mejorar el proceso de fiscalización, reformar el sistema tributario y trabajar en el fortalecimiento institucional.  Así lo comento, Víctor Shiguiyama, superintendente nacional de la institución, durante la charla “Acciones Estratégicas de la SUNAT” organizada por el Trade Center de la Cámara de Comercio Americana del Perú (AmCham Perú).

En el 2017 se sentaron las bases acelerando algunas reformas, como la generalización del comprobante del pago electrónico, modelos de gestión de datos e información, el proyecto de control de IGV, así como el de cuenta única; y la inclusión en el marco de transparencia fiscal internacional. Por ejemplo, se contrató el servicio de uso de la nube, se implementaron 5 operadores de servicios electrónicos (OSE), además todos los ajustes del año pasado permitieron acortar en dos años los plazos para la masificación del CdPE.  Sobre la primera reforma, el superintendente señaló: “Desde el 2017, 85 mil contribuyentes vienen usando el comprobante electrónico, donde 80% son mypes y 60% lo usa de manera voluntaria; asimismo se emitieron 184 millones de facturas, un 52% más vs el año anterior”.

En cuanto a la fiscalización, el objetivo es disminuir el costo de supervisar al contribuyente sobre la base de procesos más cortos y directos. En esa línea, Víctor Shiguiyama remarcó que la digitalización impactará de manera positiva, ya que permitirá un procesamiento de información a un nivel sin precedentes: “En adelante, cada año, gestionaremos y haremos fiscalización procesando más información que en todos los 25 años que tiene la SUNAT. Esto nos ayudará a duplicar la capacidad de fiscalización, no solo con más fiscalizadores, sino con especialistas sectoriales, cruces de información y mayor rendimiento por acción”, afirmó.

Otra ventaja importante de la digitalización es la interconexión con otras administraciones tributarias. De esta forma, el próximo año se iniciará el intercambio de información entre 114 entes recaudadores a nivel global, algo que según destacó el superintendente, hará que la posibilidad de tener paraísos fiscales se vuelva baja.

Respecto a la reforma del sistema tributario, se hizo hincapié en que se busca dar el mejor tratamiento a los empresarios, siempre dentro de las posibilidades de una relación con un ente recaudador. Asimismo, se añadió que se busca evitar penalizar el crecimiento de las empresas, de manera que estén incentivadas a pasar al régimen correspondiente a su nuevo tamaño. Como dato, se mencionó que actualmente más de la mitad de las empresas con RUS tienen seis o siete años bajo ese esquema.

Por último, el superintendente también comentó sobre los procesos en Aduanas. La SUNAT está centrada en disminuir los tiempos e impulsar el comercio electrónico, así como en impulsar el esquema de operador económico autorizado, que se espera llevar a tener 150 empresas registradas, frente a las 65 actuales. Además, se apunta a propiciar el uso de puertos distintos al Callao, con la finalidad de impulsar el crecimiento y llegar a duplicar el comercio exterior.

Estos avances son muy importantes para mantener el crecimiento de la recaudación sin elevar la carga sobre quienes ya pagan la mayoría de los impuestos. Como mencionó Manuel Quindimil, subgerente de relaciones gubernamentales y legislativas de AmCham Perú, el 75% de los impuestos provienen de 12,600 contribuyentes, mientras que el resto lo aportan 1.8 millones. El éxito de estos cambios es crucial para ampliar la presión sin reducir los márgenes netos de las empresas.