Sala de prensa

A trabajar por la competitividad y productividad del país

Fecha: 8 de enero de 2019

El Decreto Supremo Nº 345-2018-EF ha establecido la Política Nacional de Competitividad y Productividad. Allí se dispone que el Ministerio de Economía y Finanzas, a través del Consejo Nacional de Competitividad y Formalización (CNCF), conduce la Política Nacional de Competitividad y Productividad. Dicho Consejo debe encargarse de realizar el seguimiento, monitoreo y evaluación de la Política Nacional de Competitividad y Productividad.

La política tiene nueve objetivos prioritarios:

  • Dotar al país de infraestructura económica y social de calidad.
  • Fortalecer el capital humano.
  • Generar el desarrollo de capacidades para la innovación, adopción y transferencia de mejoras tecnológicas.
  • Impulsar mecanismos de financiamiento local y externo.
  • Crear las condiciones para un mercado laboral dinámico y competitivo para la generación de empleo digno.
  • Generar las condiciones para desarrollar un ambiente de negocios productivo.
  • Facilitar las condiciones para el comercio exterior de bienes y servicios. Fortalecer la institucionalidad del país.
  • Promover la sostenibilidad ambiental en la operación de actividades económicas.

El CNCF, en un plazo máximo de ciento ochenta (180) días calendario, debe presentar un proyecto de Plan Nacional de Competitividad. Cabe mencionar que en la Política Nacional de Competitividad no se establece específicamente si el sector privado va a participar en el proceso de elaboración del proyecto de plan. En el futuro, también habrá que ver cómo se consensua dicho plan con el sector privado y la sociedad civil.

En esta materia existe una situación curiosa debido que a fines del año pasado, el Consejo Privado de Competitividad (CPC) -promovido por el Instituto Peruano de Administración de Empresas (IPAE)- presentó el primer Informe de Competitividad 2019. No se sabe cómo se articularán ambos documentos, si es que el Estado va a tomar en cuenta el estudio realizado por el Consejo Privado de Competitividad.

Más allá de los instrumentos legales y documentos, a la luz de la tendencia negativa que registra el país en la competitividad de su economía en las principales publicaciones internacionales sobre la materia, es imperioso que se comience a trabajar a todo vapor para apuntalar la competitividad y productividad de nuestra economía.